Compartir:

Desde 1995 en el Grupo Católico PROCARE nació la idea de hacer peregrinar la imagen de Cristo como símbolo de que Él es quien nos une y fortalece como hermanos.

Esta iniciativa se convertiría en la mejor manera de experimentar la “Opción por Cristo” que identifica a los procarianos. La Iglesia, a través de Monseñor Roberto Pazmiño (+), vicario general de la Arquidiócesis de Guayaquil en ese entonces, dio la venia para cristalizar la idea.

En marzo de 1997, se obtuvo el financiamiento para hacer el óleo de la figura de Jesús con el que se cumplía el anhelo de tener un Cristo Peregrino de PROCARE. Este se modificó en dos ocasiones hasta plasmar la imagen soñada, así estaría lista para su comunidad que se preparaba para recibir a su Maestro.

El Envío Apostólico del Cristo Peregrino de PROCARE se realizó el 30 de julio de 1997 en una Eucaristía presidida por el Padre Humberto Gómez. Desde ese día, como un hermoso apostolado, la imagen recorre los hogares de muchas familias guayaquileñas.

Para fortalecer la devoción de cultivar la presencia del Señor en los hogares, el 1 de Diciembre de 2004, en la Ciudad de Vaticano, el óleo original y cuatro copias de la imagen de nuestro Cristo Peregrino, recibieron la bendición apostólica del papa San Juan Pablo II.

Representantes de PROCARE en la bendición del Cristo Peregrino ante el Papa San Juan Pablo II (2014)

Ya son 20 años de permanente peregrinar y no faltan testimonios de quienes han recibido sus bendiciones. Beatriz de Albornoz nos cuenta, que ella y su esposo Lucho, un poco rendidos luego de 3 años de intentar ser padres, recibieron en su hogar al Cristo Peregrino: fue entonces cuando Beatriz quedó embarazada. A los pocos meses de nacer su hija, Lucho, se quedó sin trabajo, donde durante 9 meses la familia atravesó una difícil situación económica. Nuevamente recibieron la imagen del Cristo Peregrino en su casa y esa misma semana Lucho consiguió trabajo.

Son muchos los testimonios y experiencias profundas de familias y jóvenes que reciben la imagen en sus casas. Existen también casos de jóvenes que han decidido hacer la Opción por Cristo, una ceremonia propia de la comunidad procariana, como le sucedió a Luis Palacios Mackliff, Pescador de PROCARE y hoy diácono y futuro sacerdote. Él nos cuenta que en el instante que estuvo frente a la imagen del Cristo Peregrino, le dijo “sí” al Señor y decidió su vocación sacerdotal. Esto fue el 30 de julio del 2009. ¡Cuánta alegría para PROCARE y para la Iglesia!

Es así como esta imagen, con su mirada profunda y llena de amor, influye directamente en la vida de las personas y las transforma.

Puedes recibir la imagen del Cristo Peregrino de PROCARE en tu hogar, llamando al 2888551. Siempre Jesús será un huésped especial en tu casa.

 

Por: Fundación PROCARE

Compartir: