Compartir:
Estas actividades son perfectas para ayudar a fortalecer la convivencia de tu familia. 

Dicen que la familia es el núcleo de la sociedad y definitivamente sí­ lo es, ya que en esta pequeña institución es donde las personas forman sus valores, creencias y diferentes aspectos de su personalidad, lo que lo hará una persona de bien en el futuro que respete a los demás y aporte algo bueno a la sociedad.

 

 

 

 

 

Pero para que eso pueda suceder hay que desarrollar algunas actividades que favorezcan la convivencia; una persona que vive plenamente en un seno familiar sólido podrá formar la suya en el futuro con los mismos valores. La publicación “Psycology Sciencie of Therapy” recomienda algunas actividades que promueven la convivencia y la autoestima de cada uno de sus miembros, si tú quieres que tus hijos la desarrollen, entonces, pon en práctica estos buenos hábitos, ¡toma nota!

  • 1. El Juego

    Está comprobado que cuando realizas algún juego, tu cerebro se relaja y entras en un estado más cómodo, lo que te permitirá que tus hijos y tú se sientan menos perturbados del estrés diario y los problemas cotidianos. Incluso, durante un episodio de juego también pueden ir platicando de los temas que salieron en la semana y demás cosas que permitan fortalecer la comunicación para toda la familia. Cabe mencionar que aquí­ lo recomendable es que todos los integrantes del núcleo cercano (mamá, papá e hijos) estén presentes. Pueden elegir algún juego de mesa u otro que requiera de habilidades de destreza.

  • 2. ¡Coman juntos!

    Si toda la familia coopera en una comida familiar se vuelve mucho más divertida y estimulante para todos; pueden involucrarse en todo el proceso: planear el menú, ir al supermercado o al mercado juntos, comprar los insumos, realizar la preparación y por supuesto ¡disfrutarla en la mesa! Puede ser desde una comida “normal” hasta una carne asada en familia.

  • 3. ¡Hacer ejercicio!

    Además de ser un hábito súper saludable y un gran ejemplo de la importancia del deporte para los hijos, también puede servir para estimular la convivencia familiar. ¿Qué pueden hacer?, por ejemplo, pueden salir a pasear en bicicleta un domingo por la mañana, o sacar el balón de fútbol e irse a echar la clásica “cascarita” todos en familia, seguro que todos se divierten y se sentirán mucho más cómodos para poderse comunicar entre sí­.

Otra opción que podrí­a englobar las 3 anteriores es organizar actividades como irse un dí­a o un fin de semana de dí­a de campo o a un balneario, ahí­ el juego, la comida y el ejercicio estarán presentes. Estas actividades son perfectas porque ayudan a sus miembros a desconectarse de la rutina y pasarla de maravilla, inténtenlo ¡verás que dará muy buenos resultados!

Via: Familias.com 

Compartir: