Compartir:

A ningún padre le gustaría que su hijo sufriera acoso escolar, sin embargo existen factores que pueden fomentar que tu hijo sea más propenso a recibir bullying. Te invitamos a analizar si en la educación de tu casa se están viviendo las siguientes circunstancias:

 

1. Los hechos hablan más que mil palabras

Se dice que los hijos son el reflejo de los padres, y esto es absolutamente real: tu hijo te está observando y está aprendiendo de ti todo el tiempo. Si inculcas respeto debes evitar gritar, hablar mal de las personas o utilizar palabras altisonantes. Si promueves el amor y la paz no puedes educar a tu hijo por medio de agresiones o golpes. De lo contrario, estás fomentando el bullying, acostumbrando a tu hijo a que viva en un ambiente lleno de gritos o violencia.

 

2. ¡Qué se defienda!

Muchos padres cometen el error de exigirle a su hijo que se defienda, incluso utilizan frases como: “no te dejes pegar, pégale tú también” o “tienes que ser más fuerte”. Pero normalmente el acosador es mucho más fuerte físicamente y más poderoso en el área emocional. Si tu hijo pudiera defenderse, ya lo hubiera hecho. Recuerda que la violencia nunca se soluciona con más violencia.

 

3. Sobreprotección

Las víctimas de bullying tienen una personalidad vulnerable a los ataques, ya que provienen generalmente de familias sobreprotectoras que evitan a toda costa que sus miembros sufran o vivan situaciones conflictivas. Por lo que es necesario que en casa se fomenten valores como la resiliencia para formar hijos fuertes.

 

4. Los mitos que se creen tienden a convertirse en realidad

Existen algunas ideas erróneas que justifican la violencia y fomentan el acoso escolar. Algunos mitos que giran en torno al bullying son:

  • El bullying es un proceso normal en la escuela.
  • Si ignoras al niño que te molesta, seguramente te dejará en paz.
  • Las bromas y juegos pesados son cosas comunes en los niños.
  • El bullying hace más fuertes a los niños y los convierte en hombres.
  • Para detener la violencia se debe responder con más violencia, los niños deben aprender a defenderse.

 

Es necesario que conozcas la realidad acerca del bullying, y dejes de creer estos falsos mitos, solo así tu hijo tendrá las herramientas necesarias para afrontar el acoso escolar. El problema del bullying es bastante complejo y profundo, sin embargo, como padre tú puedes comenzar con el cambio.

 

 

Fuente: Familias.com

 

Compartir: