Compartir:
Muchos padres no saben cómo responder a ciertas preguntas que los hijos curiosos quieren saber, mentir no es la mejor solución, sino responder con toda sinceridad y de acuerdo a su edad.

¿Vamos a jugar?

Cuando tu hijo te consulte si pueden jugar durante el día y tú, mamá, estés muy ocupada, nunca le des falsas esperanzas. ¡Él no se lo merece! Si tu familia viene a casa, dile que cuando ellos se retiren podrán jugar lo que desee pero antes necesitas entenderlos.

Si van al supermercado o tienda y te piden que le compres un juguete, es mejor que le explique que no tienes dinero que prometerle algo que sabes que nunca podrás comprar.

¡Madre! ¿Dónde está mi perrito?

Lo tuviste que regalar porque le provocaba alergia a tu hijo. Explícale a tu pequeño porque su perrito debe tener una nueva casa antes de darlo a escondidas.

¿Por qué pelean tanto? ¿Sucede algo?

Tu hijo es muy inteligente y lo presiente todo. Entonces, ¿por qué mentirles? Si estás en proceso de divorcio con tu pareja, lo más sano es que le expliques lo que sucede.

¿Cómo nacen los bebés?

No le darás una charla sexual pero, con las palabras adecuadas, tu hijo o hija entenderá. Si no dices la verdad (de acuerdo a su edad) cuando otra persona le explique, tú pequeño creerá que eres una mamá o papá mentiroso.

¿Por qué mis amigos tienen papá y yo no?

La ausencia de un padre no es fácil de explicar pero tu hijo merece y está en todo su derecho de saber la verdad. La personalidad de un niño se define en los primeros 7 años por lo que no querrás que este tema se defina como un engaño.

Vía Ser Padres

Compartir: