Compartir:

Normalmente el matrimonio tiene un excelente comienzo, sin embargo, con el paso del tiempo tendrán que enfrentar diversas situaciones negativas, entre ellas la rutina, el trabajo, las obligaciones de la casa y responsabilidades económicas, entre otras; todos estos factores pueden impactar de forma negativa la vida matrimonial y hacer que la llama del amor se vaya apagando poco a poco, y si no se hace algo para evitarlo, puede llegar el día que se apague totalmente.

Entonces, ¿Qué puede hacer una pareja para evitar que su matrimonio se enfríe?, la respuesta es sencilla, ¡ser novios en el matrimonio, y mantener el fuego del amor siempre encendido! A continuación te presento seis consejos muy importantes para que se logre mantener viva esa llama del amor.

1. Enamorarse una y otra vez 

Hay que enamorar a nuestra pareja día a día, sin perder los detalles que tenían durante el noviazgo. De vez en cuando el esposo puede sorprender a su esposa con unas flores, la esposa puede invitar a su esposo a una cena o almorzar; en fin, son muchos los detalles que existen para poder cortejar a nuestra pareja.

2. Compartir tiempo juntos 

Pasar una tarde juntos así sea para ir a comer helado, ir al cine o simplemente quedarse en la casa viendo alguna película. Lo importante es que el tiempo compartido sea de calidad.

3. Tiempo y espacio para sí mismo

Si bien es cierto que una pareja debe compartir tiempo, también es necesario que cada uno tenga su espacio, para que de esta forma, el reencuentro con la pareja sea más feliz, tal como cuando estaban de novios y el corazón palpitaba a mil por hora cuando se acercaba la hora de encontrarse.

4. Sorprenderse mutuamente

Dar un beso cuando menos se lo espera, un abrazo, una caricia y hasta miradas coquetas. No hay que privarse, hay que darle rienda suelta a la espontaneidad.

5. Decir: “Te quiero”. “Te amo” 

Muchas veces en el matrimonio se pierde este detalle tan importante, se asume que como están casados, la pareja debe saber lo que siente el uno por el otro, y de cierta forma es así pero es tan lindo escuchar un: “Te amo” o un: “Te quiero”, de la persona con la que compartes tu vida. Hay que dejar a un lado el temor al ridículo, al que dirán, el amor por una persona es lo más hermoso que existe.

6. Sobrenombres de cariño

En la etapa del noviazgo es muy común que las parejas se traten con sobrenombres de cariño, por ejemplo, “nena”, “amor”, “mi reina”, “mi vida”, “preciosa”, estos para mujeres, a los hombre por ejemplo “mi chiquito”, “bebé”, “nene”, “corazón”, entre otros, si esto se practicaba en el noviazgo, hay que mantenerlo en el matrimonio, porque un simple “Marta, puedes venir por favor”, suena tosco, en cambio “amor, puedes venir por favor”, se escucha más sutil.

El matrimonio es un compromiso muy grande y necesita esfuerzo día a día; No se trata solamente de buscar la felicidad propia, sino buscar la felicidad de nuestra pareja en el mayor grado posible. Si todos los detalles de cariño se pierden con el tiempo, el matrimonio y el amor presentarán grietas. Por eso, es necesario que se tenga perseverancia, comunicación y lo más importante saber perdonar y pedir perdón.

 

Vía Familias.com

Compartir: