Compartir:
La mayoría de las personas siempre tratamos de encontrar el amor de distintas maneras. Incluso, se dedica un día exclusivo -el 14 de febrero- para celebrarlo por todos los aires. 

Con el paso del tiempo esta búsqueda ha ido ocasionando angustia y sufrimiento principalmente en las adolescentes, ya que son propensas a vivir desencantos debido a que no tienen claro el significado del verdadero amor. A este respecto, en este artículo podrás encontrar siete prácticos y sencillos consejos que le puedes dar a tu hija para que no se desboque al momento de “encontrar el amor”.

1. Enséñale la diferencia entre querer, gustar y amar

Es un estado excepcional estar enamorada, sentirse en las nubes y atraída hacia la otra persona; sin embargo, esto no siempre es amor verdadero, ya que el enamoramiento condiciona el cariño; por ejemplo suele decirse, “Te amo si estás guapo”, “Te amo si me llevas a ciertos lugares caros o de moda”, “Te amo porque tienes dinero”, etcétera; enseña a tu hija que el amor verdadero es incondicional, y nunca superficial.

amar a tu enamorado

2. Hazle ver que el fin del noviazgo es establecer una relación formal

La segunda acepción de “novios”, según el diccionario de la Real Academia Española, son dos personas que mantienen una relación amorosa con fines matrimoniales. Entonces, hazle ver que debe ser selectiva con los hombres con quienes —sucesivamente y en caso de darse— decida iniciar una relación amorosa, ya que en un futuro cabe la posibilidad de que alguno de ellos se convierta en su esposo. 

3. Ayúdale a no caer en la idealización

Cuando una está enamorada, puede ver cualidades extraordinarias en la otra persona y, si una no es cuidadosa, se ciega y no es capaz de apreciar ningún defecto. Esto puede ocasionar, por ejemplo, que comience a tolerar malos tratos.

4. Enséñale a detectar a los hombres tríopes

Una de las cosas que una tuvo que aprender en su juventud, fue el reflexionar sobre cuáles son las características que una quería para su futura pareja. Es muy importante que tu niña aprenda que, cuando conozca a un hombre, analice de forma fría sus defectos y virtudes, la forma en la que trata a su mamá, la estructura de su familia; que observe cómo reacciona bajo presión o cuando está enojado. 

jugar en pareja

5. Hazle ver lo que son las relaciones codependientes

Habla con ella para no llegue a enamorarse al grado de permitir que él se vuelva el centro de su vida. Es difícil, pero una aprende que no debe desarrollar una dependencia cien por ciento de él. Edúcale para que pueda encontrarte feliz consigo misma, a tener una vida independiente, teniendo diferentes actividades que le llenen, o que practique algún deporte.

6. Las faltas de respeto no son un juego

En una relación constructiva no hay maltrato, manipulación ni celos excesivos. Haz que parte de su educación sea exigir siempre que le hablen como se merece: con propiedad, sin insultos o gritos.

7. Que nunca olvide que es una mujer especial

Mira a tu hija. Recuerda cuando era una bebé, una niña, y ahora como adolescente. Ella ha alcanzado muchos logros, tiene muchas virtudes para salir adelante y capacidades que le hacen ser única. Hazle ver eso para que no permita malos tratos ni caiga en el juego de “peor es nada”.

Si tú resaltas su autoestima, si tú la valoras en todo lo que ella es, ella nunca se conformará con un hombre que no valore todo lo que ella es. La naturaleza del amor es complicada, y una tiene que aprender a amar y a buscar un hombre con quien sea posible edificar una vida feliz. Si tu adorada hija logra entender lo que NO es el amor, será más fácil que ella tome el desafío de disfrutar una relación amorosa sana.

 

Vía Familias.com

Compartir: