Compartir:

Bono, el vocalista de la famosa banda U2, afronta con mucha lucidez el hecho de que su fe cristiana no se basa ni puede basarse en meros sentimientos sino en una persona y un hecho: Jesucristo de Nazareth y su Resurrección entre los muertos.

bono papa
Bono le presta sus gafas a San Juan Pablo II

El artista crítica directamente a todas las personas que creen en Cristo pero lo disfrazan de profeta o líder político despojándolo de todo carácter divino. Para Bono, y para todo católico, es Jesús mismo quien no permite hacer una reducción de esta naturaleza porque Él se proclamaba Mesías, Hijo de Dios, Aquel que es uno con el Padre.

En el fondo existen dos modos sensatos de comprender a Jesús: o era el Hijo de Dios o era un loco. Nadie se escandalice. Tratar de colocar a Cristo en los términos medios del revolucionario, político, o filósofo socrático, no es cosa sino de personas que jamás han abierto los Evangelios.

En el libro entrevista Bono on Bono de Michka Assayas, el cantante de U2 reafirma este punto:

“Verás, la respuesta laica a la historia del Cristo siempre dice algo así: ‘Era un gran profeta, obviamente un tipo muy interesante, tenía mucho que decir, en la línea de otros profetas, sean Elías, Mahoma, Buda o Confucio’. Pero la realidad es que Cristo no te permite decir esto. No te deja salir por ahí. Cristo dice: ‘no me llaméis maestro, ni estoy diciendo soy un profeta, sino soy el Mesías’. ‘Yo soy Dios encarnado’”. Y la gente dice: ‘por Dios, intenta ser sólo un profeta. Un profeta es algo aceptable. Sólo eres un poco excéntrico ¡Si ya estaba Juan el Bautista, que comía hierbas y saltamontes! Pero por favor, no digas esa palabra con la M…’ Pero Cristo responde: ‘Lo siento, soy de verdad el Mesías’. Así que lo que te queda es, o Cristo era quien decía que era –el Mesías– o era un completo chiflado, (que) se puso una tira en la frente que decía ‘rey de los judíos’ y subió a la cruz buscando el martirio… No bromeo, Michka. La idea de que el curso de la civilización ha cambiado, que se ha vuelto al revés, debido a un chiflado… para mí, eso sí que es difícil de creer”.

Bono

Por último, otro elemento de la fe cristiana de Bono que quiero rescatar es la autenticidad. En un mundo donde los artistas católicos creen que para alcanzar la cumbre del éxito tienen que ocultar su fe o por lo menos exponerla en modo relativistico, muy personal y con 17 circunloquios para no ofender a los fans… alguien que ha alcanzado la cumbre del éxito -varias veces- les demuestra que esto no es así. Que no tienen que renunciar a sus principios ni a su fe porque en el fondo están renunciando a ellos mismos, a su riqueza y a la identidad que los hace ser únicos. Ojalá todos los artistas católicos tuviera el coraje de hablar tan claramente sobre Cristo en público:

“A diferencia de las leyes del Karma donde todo lo que hagas debes pagarlo, Dios vino a la tierra y murió para pagar todos nuestros errores. Al creer esto estaremos aceptando que Dios nos regala la salvación. Esto es lo que se denomina la Gracia del Señor y Jesucristo fue el único que lo hizo”. Bono

Vía: Catholic Link

 

Compartir: