servilismo-no-servidores-si

Servilismo no ¡Servidores sí!

Pienso ahora en aquella chica que salía de un edificio público, y al poner el pie fuera del lugar soltó la puerta de vidrio prácticamente en la cara de una persona mayor y ni se inmutó. Me quedé más asombrada cuando la señora, de excelentes reflejos eso sí, detuvo la puerta e hizo caso omiso del despiste de la adolescente que casi le estampa la puerta en su rostro. No sé qué fue peor: si el descuido de la niña o el acostumbramiento de la mujer y de todos los presentes a que nos tengan sin cuidado las faltas de delicadeza.

DESTACADOS

arte-ipac-navidad