Compartir:

La retina casi no tolera su natural proceso al captar las imágenes gigantes que en sus costados lleva el camión de la iniciativa “Informaborto” por las calles de la capital chilena. Es inevitable, por la crudeza de esas mega fotos, alguna reacción frente a lo que muestran. Sangre, cuerpo mutilado, tal cual queda un ser humano asesinado por aborto en la décima semana de gestación, según informa el mismo cartel del camión.

Con el hashtag #chileabrelosojos invitan en la comunidad twitera a participar del debate. Pero también están presentes en redes sociales y desde el sitio web www.informaborto.org Los organizadores están convencidos en que lograrán sus objetivos con estas crudas imágenes, unidas a frases fuerza como la central de este inicio de campaña: “Chile abre los ojos, esto es un aborto”…

Esta es una campaña de auténtica reacción ciudadana.

Hasta ahora en Chile, como en muchos países sudamericanos los grupos pro vida sólo habían estado presentes desde plataformas como campañas de oración, vigilias y otras menos frontales, como seminarios, participación en foros y espacios de opinión pública.

En informaborto.org no hay partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, ni entidad religiosa alguna. Son un grupo de amigos, hombres y mujeres, que juntaron sus propios recursos para mostrar en su país lo que es efectivamente un aborto.

“No se puede hablar del aborto –señalan- sin saber exactamente de qué se está hablando.  Nuestras fotografías muestran lo que le sucede a un niño en un aborto.  Así queda demostrado que no es el cuerpo de la mujer el que se aborta.  Se aborta a un ser distinto.  La realidad de ese ser distinto es lo que queremos mostrar”.

En su primera actividad este 12 de noviembre y tal como se muestra en la imagen central de este artículo, el camión con la imagen de un bebé de 10 semanas abortado se desplazó alrededor del palacio de gobierno (La Moneda) en Santiago de Chile.

“Necesitamos abrir los ojos a la verdad sin eufemismos y darnos cuenta de que el vientre materno podría convertirse en el lugar más peligroso del mundo, si se despenaliza el aborto”, señalaban los volantes que al paso del camión algunos voluntarios distribuían a los transeúntes.

En un desafío que puede interpretarse como enviado a la coalición gobernante que promueve la aprobación de una ley sobre aborto en el país sudamericano, al cierre de la actividad los organizadores señalaron: “No queremos que ni un chileno más sea torturado y desaparecido, y un aborto es eso, una tortura y posterior desaparición de un ser humano”, según cita difundida desde radio Bio Bio de Chile.

Vía Portaluz

Compartir: