Compartir:

En Nueva York, del 17 al 21 de noviembre, se celebró la sesión de la llamada Tercera Comisión de la Asamblea de las Naciones Unidas en el cual se abordó el tema sobre el papel de los padres en la educación sexual de los hijos.

Dicha propuesta colocaba a los padres en una posición casi marginal, al mismo nivel que los maestros o conserjes. Por lo cual la pequeña isla caribeña de Santa Lucía insistió en la necesidad de la orientación parental en toda educación sexual. Su enmienda fue: Los padres y la familia desempeñan un papel importante en la orientación de los niños (…) El lenguaje de la resolución no es adecuado porque relega a los padres a un papel de socios de los jóvenes al mismo nivel que educadores o sanitarios Además, recordó que la Convención Internacional de Derechos del niño señala el derecho de los niños a la tutela y protección de sus padres y el derecho de los padres a decidir sobre su educación en función de sus principios y valores.

Lamentablemente la enmienda de Santa Lucía fue rechaza. Nuestro canciller y todos los cancilleres latinoamericanos -excepto Santa Lucía, Jamaica, EE.UU., Vaticano- y de los países europeos se mostraron muy molestos. Así que pidieron que la enmienda se votara, algo muy poco frecuente y que solo se hace cuando los estados se juegan mucho. Y es que efectivamente se juegan mucho. Se juegan el alma de nuestros hijos. Pero con el apoyo del llamado Grupo Africano se obtuvo 90 votos a favor, 76 en contra y 8 abstenciones, con lo cual obtuvimos la victoria.

En concreto se votó sobre tres temas:

  • La educación sexual de los niños y adolescentes, considerados estos desde los 10 años.
  • Los derechos de los niños
  • Los derechos de los niños y niñas con discapacidad

¿Qué expresaron los países?

Logramos que las Naciones Unidas no diera un golpe mortal a la patria potestad. Sin embargo, esto fue lo que dijeron algunos de los estados.

  • Los europeos no consideraban el párrafo lo suficientemente consensuado.
  • Nuestro canciller y el resto de cancilleres latinoamericanos dijeron que era “muy problemático”.
  • Canadá: “No podemos aceptar esto”
  • Australia: “Estamos extraordinariamente decepcionados”
  • Holanda: “No podemos aceptarla porque los niños deben decidir libre y autónomamente (en asuntos relacionados con salud sexual y reproductiva)”
  • Egipto (portavoz del llamado Grupo Africano): “Nuestra cultura africana respeta los derechos de los padres (…) Egipto rechaza los intentos de ciertos países de imponer su sistema educativo a otros”.
  • Estados Unidos y la Santa Sede hicieron hincapié en el papel de los padres en la educación sexual

Si bien ganamos el partido, fue al último minuto y sin duda no fueron los nuestros los que nos ayudaron a ganar. No obstante, seguiremos defendiendo el lema #ConMisHijosNoTeMetas

Por: Luis Losada Pescador

CitizenGO

 

Compartir: