Compartir:

Un equipo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, en Aurora, Colorado, Estados Unidos, informa de un importante hallazgo sobre un proceso para aumentar la producción de células madre utilizadas para el tratamiento de pacientes con cáncer. Estos hallazgos podrían tener implicaciones más allá del cáncer, como en tratamientos para la inmunodeficiencia congénita, trastornos metabólicos y enfermedades autoinmunes.

En un artículo publicado en la revista ‘Plos One’, investigadores del Centro Charles C. Gates de Medicina Regenerativa y Biología de Células Madre y Taiga Biotechnologies Inc. explican el descubrimiento de las claves del código molecular que parecen regular la capacidad de las células madre de la sangre para reproducirse y conservar sus características como células madre.

El equipo desarrolló productos proteicos que se pueden administrar directamente a las células madre de la sangre para animarles a multiplicarse sin modificaciones genéticas permanentes. “El uso de células madre para el tratamiento de pacientes con cáncer que se enfrentan a trasplantes de médula ósea ha sido una práctica común durante cuatro décadas”, relata uno de los autores del trabajo, Yosef Refaeli, profesor de Dermatología en la Universidad de Colorado.

Sin embargo, el mayor reto ha sido encontrar un suministro adecuado de células madre que ayuden a los pacientes a luchar contra la infección después del procedimiento“, añade. El director del ‘Gates Stem Cell Center’, Dennis Roop, reconoce la magnitud de la labor del equipo, al recordar que los científicos han intentado durante mucho tiempo aumentar el número de células madre de la sangre en el laboratorio pero que la mayoría de estos enfoques han sido limitados por la naturaleza de las células resultantes o el número insuficiente de células producido.

La tecnología de este trabajo se centra en células madre de la sangre obtenidas de sangre del cordón umbilical, la médula ósea de adultos o sangre periférica de adultos.

“La capacidad de multiplicar las células madre de la sangre de cualquier fuente en un plato será fundamental para la adopción de esta nueva tecnología en las clínicas”, afirma otro de los miembros del equipo, Brian Turner, director científico de Taiga Biotechnologies.

El objetivo ahora es llevar esta técnica desde el laboratorio a pruebas clínicas y Taiga Biotechnologies está en proceso de creación del primer ensayo clínico en humanos con este enfoque de expansión de células madre de la sangre. Las aplicaciones clínicas para las células madre de la sangre humana ámpliamente desarrolladas van desde condiciones de inmunodeficiencia, como la inmunodeficiencia combinada severa (SCID, por sus siglas en inglés) o la anemia de células falciformes, a alteraciones metabólicas, como la enfermedad de Hurler o el síndrome de Gaucher.

Las patologías autoinmunes que podrían verse beneficiadas por esta técnica incluyen la esclerosis múltiple y el lupus severo. Además, los tipos de cáncer que podrían ser tratados como resultado de esta investigación son la leucemia, el linfoma, el mieloma y otros tipos de tumores sólidos.

(EuropaPress)

Compartir: