Compartir:
A veces suele ser difícil para los padres ver que sus hijos han tomado la decisión de casarse y formar una familia, sin embargo ellos necesitarán de tus sabios consejos para el matrimonio.

 

Como padres, una de las verdades más difíciles de afrontar, es saber que algún día tus hijos tomarán la determinación de casarse y formar una nueva familia. Aceptar que tus hijos, “tus niños”, han crecido lo suficiente como para formar un matrimonio, puede resultar complejo para tu mente y tu corazón. Sin embargo, entender que lo anterior es parte del proceso de ser padres, puede ayudarte a guiar correctamente a tus hijos hacia esta nueva etapa.

Ciertamente, ellos aún necesitan y necesitarán de tus consejos y esperarán que les hagas saber ciertas cosas sobre la vida en pareja. Así mismo, desearán que compartas con ellos —desde tu perspectiva o experiencia— cuál es la clave para tener un matrimonio exitoso. Recuerda que a pesar de la madurez y edad que tengan, ellos requerirán —de vez en cuando— las sabias y acertadas palabras de papá y mamá.

Es por ello que a continuación comparto contigo cinco temas importantes sobre los que debes hablar con tus hijos antes de que se casen. Espero que te sean útiles. 

1. Compártele consejos sobre economía familiar

Existe un dicho muy conocido que dice: “Cuando el dinero entra por la puerta, el amor sale por la ventana”. Y lamentablemente, este dicho es real. Por eso mismo, procura hablar con tu hijo sobre la manera en que podría —según tu experiencia— alcanzar una mayor estabilidad económica en su matrimonio.

Quizás podrías darle tips (consejos) en cuanto a dónde comprar su despensa y productos de limpieza, aparatos electrodomésticos, muebles, de buena calidad y a precios más económicos. Podrías compartirle consejos sobre ahorro, inversión y repartición de gastos del hogar.

2. La importancia de establecer reglas domésticas

Ciertamente, las reglas las establecerán entre ellos, como el matrimonio que serán. Sin embargo, en ocasiones se puede pasar por alto este importante punto, por lo que debes conversar con tu hijo sobre lo indispensable que es establecer y asignar las tareas que cada uno desarrollará dentro de casa. Hazle saber que esto puede facilitar bastante la convivencia diaria entre ellos, les evitará problemas por cuestiones insignificantes y les ayudará a trabajar armoniosamente como el equipo que pronto serán.

3. Comparte tu punto de vista sobre cómo mantener el amor

Quizás, podrías pensar que lo que a ti te ha funcionado o lo que tú consideras esencial para mantener vivo el amor de pareja, no necesariamente le funcionará a tu hijo. Y tienes toda la razón al pensar así. No obstante, si tienes la oportunidad, compártele esas “pequeñas y grandes cosas” que a ti te han ayudado a seguir enamorado de tu pareja, aún después de varios años. Seguramente, algunas las retomará, algunas más las desechará y otras tantas las reservará para otras etapas de su matrimonio.

4. Conversen sobre las metas personales y familiares

Es fundamental que hables con tu hijo —y si es posible, con su pareja— sobre la importancia de establecer metas personales y familiares. Exprésales que el plantearse objetivos les traerá mayor progreso, admiración, amor y por consiguiente mayor felicidad.

Finalmente, y retomando el título de un famoso libro, abrázalo muy fuerte y déjalo ir, teniendo la seguridad de que has compartido con él lo más valioso de ti: tu experiencia de vida. 

 

Vía: familias.com

Compartir: