Compartir:

Su origen lo encontramos en los mensajes del Nuevo Testamento y son considerados los documentos más importantes que escribe un Pontífice. Hablamos de las cartas encíclicas.

Estas cartas son una forma muy antigua de correspondencia eclesiástica, que denota de forma particular la comunión de fe y caridad que existe entre las varias comunidades que forman la Iglesia, pero su importancia radica  en los puntos de la doctrina católica que el Papa dirige a los obispos y fieles católicos de todo el mundo.

Debido al peso que contienen, se considera que todo fiel debe concederle a las encíclicas asentimiento, obediencia y respeto

Generalmente la encíclica es el primer documento que escribe un Pontífice, con ello dejan una impronta de lo que son y lo que van a realizar, y el Papa Francisco no es la excepción. Dentro de su pontificado constan dos documentos: Lumen Fidei y Evangeli.

Las encíclicas se proponen también informar a los fieles sobre peligros para la fe procedentes de varias corrientes, pero el efecto de los escritos van más allá en el diario vivir de estas personas.

“Creo que si estamos en contacto con estos documetnos podemos entender qué es lo que Dos nos está pidiendo a los cristianos en estos tiempo y lo que Él nos pida es la respuesta que él tiene para el mundo”, asegura Adriana Vásconez, una joven católica que ha leído algunos de estos documentos pontificios.

Laudato Si es la nueva encíclica de Francisco, esta carta de 192 páginas pretende crear conciencia sobre nuestra casa mayor: la tierra y el medio ambiente. 

 

Por: Adriana Peralta

Estudiante Periodismo UEES 

Compartir: