Compartir:

Un espacio cultural para niños, adolescentes, adultos y, en especial, para los amantes de la lectura transporta a sus visitantes al mundo mágico de las letras.

Palabra Lab abrió sus puertas en el 2010 para ofrecer actividades de desenvolvimiento cultural como clubes de lectura, cata de libros, improvisaciones literarias, grupos de teatro, talleres de escritura y cursos especializados de literatura.

“La lectura, te da confianza para enfrentarte a las personas y resolver problemas”.

Adelaida Jaramillo

El inicio de Palabra Lab es “una historia agradable”, nos cuenta su fundadora Adelaida Jaramillo. Ella trabajó en marketing de servicios gran parte de su vida laboral, estudió diseño de modas y actualmente es amante de los libros.

Su experiencia con los libros

“Yo no leí en la escuela ni el colegio, no estudié literatura, pero siempre escribí y me ganaba premios de literatura en todos lados, hasta que a los 35 años empecé a escribir profesionalmente”, recuerda.

Ella considera que su desapego a la lectura se debe a que a sus doce años en el colegio le tocó enfrentarse a textos pesados. Con la generación del 30, a Los Sangurimas, a Rupito, a “ese tipo de novelas que de niño uno no está preparado para leer”.

Nace Palabra Lab: un espacio para la lectura

Luego de participar en un taller de cuentos descubrió una aptitud para la escritura. Pero sabía que si no leía no podría escribir seriamente. Al inicio se dedicó a leer literatura infantil por su contenido humorístico. Luego decidió crear Palabra Lab con el fin de evitar que los niños tengan la misma experiencia que ella tuvo con los libros.

Adelaida en un taller de lectura para niños
Palabra Lab ofrece actividades para niños.

Este espacio cultural se encuentra en Urdesa y en Los Ceibos. Además cuenta con un grupo de lectura para adultos que se reúne cada quince días en la pastelería Masamadre en Samborondón.

En ellos se alcanzan diferentes niveles de análisis, crítica y riqueza de comentarios. Adelaida asegura que la integración es clave para un grupo de lectura.

“Espero que quien venga aquí se sienta cómodo, que no sienta que le está hablando a un doctor en literatura o que hay diferencia entre el que viene por primera vez y el que ha estado toda su vida”.

¿Cuál es el propósito de Palabra Lab?

El principal propósito de las actividades para niños es que asocien la lectura con un momento entretenido. Esto es logrado por medio de la interacción con los libros. “Que los toquen, desbaraten, rayen, lean, compartan con sus compañeros e identifiquen las diferencias en su contenido”, añade Adelaida.

Un ejemplo clásico es la interpretación del monstruo del Dr. Frankenstein. “Leemos un fragmento donde se le describe y cada niño dibuja su idea de cómo se vería, teniendo como resultado 10 monstruos diferentes”. En varias actividades se espera la participación de las mamás, papás u otros familiares para que se involucren en el desarrollo lector de sus hijos.

Esta marketera de profesión explica que “si Palabra Lab tiene algo de notoriedad es porque hace marketing literario”. La agenda de este centro está ocupada todo el año. Participan en ferias y exposiciones a nivel global. También ofrecen vacacionales de lecto-escritura, teatro y arte, talleres de entrenamiento físico y clubes de lectura.

Para conocer más de sus actividades síguelos en:

@palabralab

www.palabralab.com

Por: Daniela Arosemena C.

Lic. en Estudios Críticos y Visuales de Arte

Compartir: