Compartir:

Los adolescentes que consumen marihuana a diario antes de los 17 años tienen 60% menos probabilidades de graduarse de la escuela secundaria que aquellos que nunca la han consumido, según un nuevo estudio publicado el martes en el diario The Lance Psychiatry.

El estudio, realizado por investigadores en Australia y Nueva Zelanda, es un metaanálisis de tres estudios anteriores de larga duración que incluyeron alrededor de 4.000 participantes.

Los investigadores estudiaron los vínculos que existen entre el consumo frecuente del cannabis y siete resultados relacionados con el desarrollo hasta la edad de 30 años. Se enfocaron específicamente en si los adolescentes terminaban la escuela secundaria, se graduaban de la universidad, dependían de la marihuana, si habían intentado suicidarse, se les diagnosticó depresión, consumían otro tipo de droga ilegal o dependían de asistencia social para subsistir.

El estudio determinó que los adolescentes que consumen diariamente eran 18 veces más propensos a hacerse dependientes a la marihuana, siete veces más propensos a suicidarse y ocho veces más propensos a consumir otra droga ilegal en el futuro.

“El creciente movimiento para legalizar el cannabis, ha planteado la posibilidad de que los jóvenes tengan mayor acceso a la droga”.

Los investigadores también determinaron que aunque no es probable que exista un vínculo causal entre la depresión y la dependencia de la ayuda social, el alto consumo de marihuana aumentaba las probabilidades. La evidencia no fue suficiente, según los autores del estudio, para confirmar una relación causal entre el consumo de marihuana y el suicidio.

“Los resultados proporcionan una fuerte evidencia de una relación más directa entre el consumo de cannabis en la adolescencia y el daño posterior“, dijo el autor principal Edmund Silins del National Drug and Alcohol Research Centre de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia. “Los hallazgos son especialmente oportunos dado el creciente movimiento para despenalizar o legalizar el cannabis, ya que esto ha planteado la posibilidad de que los jóvenes tengan mayor acceso a la droga”.

Los riesgos aumentaron conforme aumentaba la cantidad de marihuana que se consume, según indicaron los investigadores. Afirman que quienes consumen marihuana de forma diaria tienen un mayor riesgo de obtener malos resultados posteriormente en su vida. Sin embargo, admiten que estos estudios son limitados en cuanto a su capacidad para explicar qué hay detrás de dichas asociaciones.

Mason Tvert, director de comunicaciones del Marijuana Policy Project, dijo que el estudio no demuestra que el uso de la marihuana conlleva a alguno de estos problemas; solamente resalta el vínculo que existe entre las personas que consumen marihuana y aquellos que experimentan este tipo de problemas.

“Los legisladores deben ser conscientes de que el uso anticipado del cannabis se asocia con una serie de resultados negativos para los adultos jóvenes que afectan su salud y bienestar, así como sus logros”.

“El artículo establece expresamente que no existe evidencia alguna de que el uso de la marihuana cause depresión, suicidio o abandono de la escuela”, dijo. “Simplemente muestra que los adolescentes que son propensos a desarrollar estos problemas tienen una mayor probabilidad de haber consumido marihuana”.

“Nadie quiere que los adolescentes consuman marihuana, pero es bastante evidente que representa mucho menor daño al consumidor y a los demás que el abuso de alcohol o fármacos recetados”.

Los autores del estudio dijeron que prevenir o retrasar el consumo del cannabis por parte de los adolescentes probablemente tenga amplios beneficios sociales y de salud.

“Los legisladores deben ser conscientes de que el uso anticipado del cannabis se asocia con una serie de resultados negativos para los adultos jóvenes que afectan su salud y bienestar, así como sus logros”, dijo Silins. “Los resultados sugieren enérgicamente que cualquier reforma a la legislación relacionada con el cannabis debe ser evaluada de forma cuidadosa para asegurarse de que se reduzca el consumo del cannabis en la adolescencia y prevenir los efectos potencialmente adversos en el desarrollo del adolescente”.

De acuerdo con la encuesta “Monitoring the Future” realizada en los Estados Unidos en 2013, aproximadamente el 7% de los estudiantes de secundaria consumen cannabis a diario o casi a diario. El estudio anual, financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, estudia los comportamientos y actitudes de los estudiantes de octavo, décimo y doceavo.

Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, dice que no le sorprendieron las conclusiones del estudio.

“Este análisis es coherente con hallazgos que demuestran que quienes consumen marihuana generalmente reportan menor satisfacción con la vida, una salud física y mental más deficientes, mayores problemas de relación, y un menor éxito académico y profesional en comparación con sus pares que no consumen marihuana”, dijo Volkow. “El riesgo de volverse adicto también es mayor cuando se consume al inicio de la adolescencia. Es importante que continuemos disuadiendo a los jóvenes para que dejen de consumir marihuana”.

 

Vía CNN Español

Compartir: