Compartir:

La estrategia parece clara. Grupos feministas, principalmente Women´s Link Worldwide de Mónica Roa (EEUU-Colombia), están utilizando el virus “Zika” para tratar de promover una legislación más amplia del aborto.

La nota oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el virus, de enero de 2016 señala lo siguiente:

  • Solo uno de cada cuatro sufren síntomas. La tasa de hospitalización es baja.
  • Los efectos son leves: fiebre no elevadas y conjutivitis durante 2-7 días
  • Sugiere para combatirlo repelentes de mosquito, ropas claras, mosquiteros, limpiar los productos que permanezcan en agua y fumigaciones.
  • Los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor.
  • “Los organismos que están investigando estos brotes están encontrando pruebas cada vez más numerosas de una relación entre el virus de Zika y la microcefalia, aunque son necesarias más investigaciones para entender esa relación. Asimismo, se están investigando otras causas posibles”.

En la misma línea se manifiesta el Centro de Enfermedades Contagiosas de Atlanta, que  señala que la relación del virus con las microencefalias no está probada y recomienda a las embarazadas que lleven repelente de mosquito, duerman en lugares cerrados con aire acondicionado y que monitoreen su embarazo. 

Sin embargo, las feministas parecen hacer del mosquito su mejor aliado. Mónica Roa, portavoz de Women´s Link Worldwide, declaró que “una noticia de alcance tan masivo como el Zika ha puesto en evidencia los vacíos tan grandes en materia de educación sexual que todavía existen (…) El Ministerio de Salud tendría que adoptar una postura clara. No digo que tenga que recomendar a todas las mujeres con Zika que aborten, pero sí que pueda informarlas de cuáles son sus opciones”.

Asimismo, Debora Diniz, profesora de la facultad de Derecho en la Universidad de Brasilia e investigadora de Anis-Instituto de Bioética sostuvo que “hablar del derecho al aborto en el caso de un diagnóstico de microcefalia en el feto, es reconocer que las mujeres pueden tomar decisiones reproductivas”.

Políticos y medios abortistas se suman a la campaña

Ante el pánico despertado, muchos gobiernos se sienten en la obligación de decir algo para tratar de calmar a sus opiniones públicas. En este entorno cabe interpretar las llamadas de los gobiernos de El Salvador y Colombia a que sus mujeres retrasen sus embarazos. El viceministro de Salud de Colombia, Fernando Ruiz Gómez, expresó que todos los embarazos en Colombia están considerados ahora mismo de alto riesgo”.

La relación entre el virus y la microencefalia no ha sido comprobada aún.

Mientras que en Brasil, Nelson Tavares, secretario de salud señaló que se deben cambiar “las cuestiones culturales sobre el debate del aborto (…) La cuestión no es (estar) a favor o en contra del aborto sino discutir científicamente cuál va a ser la profundidad que vamos a dar en la cuestión de autorizar el aborto en el caso de microcefalia o anencefalia”.

La OMS ha convocado un comité de urgencia el lunes 1 de febrero para estudiar qué medidas tomar ante la expansión del virus. Pero, el director de esta organización en las Américas expresó en un mensaje: “No podemos tolerar que sigan naciendo niños con malformaciones”.

La relación entre el virus y la microencefalia no está comprobada aún. ¿La solución es acabar preventivamente con las vidas no nacidas? Frente a esto, la plataforma web CitizenGO ha lanzado una campaña para pedir a la OMS que no caiga en la tentación de utilizar el pánico para promover la agenda ideológica abortista.

Si quiere sumarse a la campaña puede hacerlo aquí: http://www.citizengo.org/es/32651-no-instrumentalice-zika-para-promover-aborto

 

Vía CitizenGo

Compartir: