Compartir:
No solo influyen en los hábitos de consumo de los adolescentes, sino en sus actitudes de vida.

 

Vivimos en la era de la distracción. Es un mundo rápido, en el que la información que consumimos tiene un carácter inmediato. Realizamos dos tareas a la vez, sin prestar atención real a ninguna de las dos acciones.

Nunca en la historia de la humanidad habíamos experimentado tales niveles de hiperestimulación y dispersión. Nuestra costumbre de hacer dos o tres cosas a las vez, las interrupciones, la poca capacidad de lectura que tenemos están reescenificando la forma en cómo nos comunicamos.

Estamos en una época donde los millennials y centennials requieren de inmediatez y máxima conectividad. No es de extrañar que estas generaciones se cortocircuiten de tanto en tanto y tengan niveles de agobio que les son imposibles de gestionar. Tampoco extraña que no sepan priorizar, que les cueste ser estables y que sean seres dispersos.

Estas generaciones no están listas para lidiar con tantas tareas, obligaciones e inputs a la vez. Es por ello que requieren contenido ligero, píldoras, snacks de información. Por eso se entiende que sus nuevos ídolos no sean cantantes famosos o artistas consumados, sino youtubers e instagramers.

Producto de la admiración a estas estrellas del social media han nacido los influencers.  Abundan en Instagram, Facebook y Twitter, pero abarcan todas las redes sociales. Estos jóvenes admirados por su capacidad de entretener a través de historias cotidianas, van convirtiéndose en personajes que son capaces de influenciar a quienes lo siguen. Pero no solo en los hábitos de consumo, sino en actitudes de vida.

Para que puedan dimensionar la capacidad de influencia que tienen sobre sus hijos adolescentes, las marcas reconocen que estos personajes son más influyentes que las propias campañas publicitarias. Incluso, hace tiempo apareció una estadística que mencionaba que el 75% de las personas confían más en una recomendación de un influencer que en la de una marca.

Sería complicado establecer un listado de los influencers más seguidos por los adolescentes ecuatorianos. En este nuevo escenario, las estrellas son tan efímeras como su contenido.

Consejos de belleza, moda, preparación de recetas de cocina, ser una celebridad no requiere de grandes habilidades. Los Youtubers, por ejemplo, trabajan desde sus hogares.

Tal vez, ha oído de German Garmendia, Werevertumorro, Yuya, Enchufe Tv. Ellos son solo unos pocos nombres que va a escuchar cuando le pregunte a su hijo quienes son sus influencers preferidos y que no son ejemplos positivos por su lenguaje y contenido. Recomiendo en esta lista algunos que abarcan diferentes categorías.

 influencers

 

Por: Andrés Elías

Estratega digital

Dotmedia México

www.andreselias.com

 

 

 

Compartir: