Compartir:

El centrocampista del Real Madrid y de la selección colombiana se pronunció en un video recientemente publicado por el periodista colombiano Frank Zapata sobre el aborto. “La vida de una criatura vale más que cualquier cosa”.  James Rodríguez también afirmó que está “en contra del aborto en toda circunstancia y apoya la vida”.

 

El ganador de la  Bota de Oro del Mundial de Brasil 2014, James Rodríguez de 25 años, defiende su postura con unas palabras sobre su propia experiencia. En mayo del 2013 tuvo a su hija Salomé luego de su matrimonio con la ex jugadora de volea Daniela Ospina.  Confiesa que “desde que supe que iba a ser padre, para mí fue una alegría enorme. Igual siendo joven fue algo único”.

Otros como James

El jugador del Real Madrid no ha sido el único que apoya esta declaración. Otros futbolistas también se han manifestado en contra de la interrupción del embarazo. Entre ellos Víctor Hugo Aristizábal, Radamel Falcao o David Ospina, actual guardameta del Arsenal F.C. También otros conocidos como la ex Miss Ecuador Susana Rivadeneira y los actores de telenovelas Pedro Rendón y Sebastián Martínez.

Más celebridades comparten sus testimonios

Martin Sheen, actor conocido por su papel como Presidente de los EEUU en la serie ‘The West Wing’, declaró su apoyo a la causa provida. Él explica que su mujer, Janet, nació como consecuencia de una violación. Si ésta la hubiera abortado, él no la hubiera conocido.

Andrea Bocelli cuenta que su madre embarazada fue hospitalizada por un ataque de apendicitis. Los médicos le sugirieron abortar asegurando que “el bebé nacería con alguna discapacidad”. Y aunque sufrió de glaucoma congénito se siente profundamente agradecido a su madre por no hacer caso a los médicos.

Jack Nicholson relató también que a su madre de adolescente le ofrecieron repetidamente abortar. Afortunadamente ella decidió tener al bebé. Nicholson creció creyendo que su abuela era su madre. Tras descubrir la verdad con treinta y ocho años, Nicholson se ha declarado siempre provida afirmando que asumir otra postura sería hipócrita, ya que si su madre hubiera aceptado el aborto, el “estaría muerto, no existiría”.

 

Compartir: