Compartir:

Documento confiesa que la juventud percibe a la Iglesia como una institución “poco cercana”. 

Mea culpa claro y contundente del Papa y del Vaticano por haber fallado a los jóvenes. Con desoladoras consecuencias eclesiales: La juventud “está aprendiendo a vivir sin Dios y sin la Iglesia”. Más aún, a la institución, los jóvenes la ven como anticuada, cerrada y poco cercana. Francisco quiere recuperar a los jóvenes, futuro de la Iglesia. Lanza para ellos la preparación (con encuesta incluida) del próximo Sínodo de los obispos.

La Iglesia católica reconoce que los jóvenes la perciben como una institución poco “atenta” a los problemas sociales. Que es poco “cercana a la gente” y creen que se les debería dar más “espacio” en todos los ámbitos.

Documento preparatorio: Los jóvenes, la fe y
el discernimiento vocacional

Sínodo de Obispos, 2014.

Así lo expresa en el documento preparativo del próximo Sínodo de los Obispos, que se celebrará en octubre de 2018 y cuyo tema será la juventud. “Los jóvenes a menudo nutren desconfianza, indiferencia o indignación hacia las instituciones. Esto se refiere no sólo a la política, sino que afecta cada vez más a las instituciones formativas y a la Iglesia. La querrían más cercana a la gente, más atenta a los problemas sociales, pero no dan por sentado que esto ocurra de inmediato”, dice el texto.

Hace, no obstante, un alegato en favor de la “innovación social”. Destaca como significativo que los jóvenes, que viven “encasillados en el estereotipo de la pasividad y de la inexperiencia”, sean los que precisamente estén proponiendo. Estos practican “alternativas que muestran cómo el mundo o la Iglesia podrían ser”.

Por eso mismo, pide “espacio” para ellos. Un espacio “en la sociedad o en la comunidad cristiana”. De forma que “experimentar un nuevo modelo de desarrollo”, dice la Iglesia. Aunque sea algo complicado en países “en los que la edad de quienes ocupan puestos de responsabilidad es elevada”.

“Están aprendiendo a vivir “sin” el Dios presentado por el Evangelio y “sin” la Iglesia”

Asegura el documento que los jóvenes no están en contra de la religión. Pero que si “están aprendiendo a vivir “sin” el Dios presentado por el Evangelio y “sin” la Iglesia”.

La Iglesia lanza también una encuesta online dirigida a jóvenes entre 16 y 29 años, creyentes o no, en la que les pregunta sobre sus expectativas y su vida y que servirá para preparar el documento de trabajo definitivo para el Sínodo. Con epígrafes como ‘Los jóvenes y la sociedad’, la pastoral juvenil, los acompañantes, asi como preguntas específicas por áreas geográficas.

El Secretario general del Sínodo de los Obispos, Lorenzo Baldisseri, ha explicado en rueda de prensa que se pondrá especial atención en el uso de las “tecnologías” por parte de los jóvenes, sus ventajas y peligros. También en la necesidad de que la Iglesia “y los viejos obispos y cardenales” se acerquen a los nuevos medios de comunicar.

Carta del Santo Padre Francisco a los jóvenes

Papa Francisco junto a un grupo de jóvenes.

Por su parte, el papa Francisco invitó hoy a los jóvenes a que se hagan oír para cambiar el mundo, en una carta escrita con motivo de la publicación hoy del documento preparatorio del Sínodo que se celebrará en octubre de 2018 y que tratará de la juventud.

En la misiva, el Papa explica que ha querido que el tema del próxima Asamblea de los Obispos sea “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Explicó, que porque “quiero que ocupen el centro de la atención porque los llevo en el corazón”.

Francisco destacó cómo los jóvenes se enfrentan en el mundo de hoy “a la prevaricación, la injusticia y la guerra”. Que “muchos jóvenes entre ustedes están sometidos al chantaje de la violencia y se ven obligados a huir de la tierra natal”.

“Las cosas, ¿se pueden cambiar?”

Recordó que durante la apertura de la última Jornada Mundial de la Juventud del pasado julio en Cracovia preguntó a los jóvenes si “Las cosas, ¿se pueden cambiar?” y que ellos respondieron con un fuerte “sí”.

“Esa es una respuesta que nace de un corazón joven que no soporta la injusticia. Que no puede doblegarse a la cultura del descarte, ni ceder ante la globalización de la indiferencia”.

Jorge Bergoglio explicó que “un mundo mejor se construye también gracias a los jóvenes, que siempre desean cambiar y ser generosos”.

“No tengan miedo de escuchar al Espíritu que les sugiere opciones audaces, no pierdan tiempo cuando la conciencia les pida arriesgar para seguir al Maestro”, les invitó.

Señaló también “la Iglesia desea ponerse a la escucha de la voz, de la sensibilidad, de la fe de los jóvenes, así como también de las dudas y las críticas”.

“Hagan sentir a todos el grito de ustedes, déjenlo resonar en las comunidades y háganlo llegar a los pastores”, reiteró.

Les instó además a dejarse acompañar “de guías expertos. Estos sabrán emprender un itinerario de discernimiento para descubrir el proyecto de Dios en la propia vida”.

Vía Periodista Digital

Compartir: