Compartir:
Sufrió un accidente con el que perdió su capacidad física, pero este llegó a ser su oportunidad para luchar por la inclusión.

Ksenia Bezuglova, de nacionalidad rusa, se ha convertido en un símbolo de superación y dedicación gracias a su esfuerzo por conseguir una mejor calidad de vida para las personas con discapacidad, así como por su éxito en el mundo de la moda.

En el 2008, durante su primer embarazo, Kseniya sufrió un accidente automovilístico en el cual perdió la capacidad de caminar. Esta madre, de 32 años, tuvo que luchar para superar sus heridas y las posibles complicaciones de su embarazo, pero esta llegó a ser su oportunidad para luchar por las personas con discapacidad. 

reina de belleza en silla de ruedas vivencia familia5

En 2012, Ksenia participó  en el concurso de belleza ‘Vertical’, que está dirigido a mujeres en silla de ruedas. Esta madre de familia ganó e inmediatamente comenzó a trabajar para reducir las barreras que dificultan a los discapacitados movilizarse por las ciudades. Fue una de las precursoras del proyecto “Ciudad para Todos”, por lo que visitó todas las partes de Moscú, buscando que estos sitios se modifiquen para ser aptos para las personas con discapacidad. En su opinión, “en relación a cómo la ciudad trata a las personas con discapacidad, se puede determinar el nivel de la cultura y la educación”.

reina de belleza en silla de ruedas vivencia familia2

Ksenia cree que su accidente cambió radicalmente su manera de ver la vida, ella asegura que “aprecias más las cosas y te das cuenta de lo valiosa que es tu familia”.  A pesar de ocupar su tiempo en el mundo de la moda, ella no ha dejado de separar momentos para disfrutar con su esposo y sus dos hijas. Una de las convicciones que más busca compartir con sus hijas es “jamás rendirse”.

reina de belleza en silla de ruedas vivencia familia3

Ksenia Bezuglova está convencida de la importancia de su labor y, mediante su ejemplo, busca mostrar a las sociedades del mundo que “la belleza no tiene ningún tipo de medida” y “todo se puede solucionar cuando tenemos fe”.

 

 

Compartir: