Compartir:

De orígenes filipinos, nació en Fort Campbell (Kentucky), en 1982, la segunda de tres hermanos, hijos de un veterano de la Marina, y saltó a la fama cuando en 2002 interpretó a Alyssa en la serie de televisión Power Rangers.

Ha continuado su carrera como actriz en series como General Hospital y Rules of Engagement  y tiene su propia marca de ropa, ReySwimwear, una línea de bañadores que incide en lo que se ha convertido en uno de los objetivos de su vida: promover la modestia en el vestir.

Porque Jessica Rey hace gala de unas convicciones católicas profundas, y recorre Estados Unidos predicando la castidad en todas sus formas, incluida la moda. De hecho está escribiendo un libro sobre ese tema titulado Decent Exposure (literalmente, «exposición decente»).

«No puedes darte a ti misma hasta que no hayas aceptado el amor que Jesús te da a ti. Ése debería ser el centro de tu vida, y no “¿de quién debería enamorarme?“», aconseja la joven actriz a los grupos a quienes se dirige.

Pero para Jessica no fue fácil dedicarse a esta tarea. Antes de empezar la misión, «muchos amigos sacerdotes me pedían que lo hiciese, pero yo siempre decía que no», declaró. A pesar de su trabajo, afirma que le cuesta hablar en público cuando no está actuando.

Pero un día un amigo le trajo, de una fiesta de Navidad a la que no pudo ir por estar enferma, una estampa de san Bernardino de Sienaque había escogido al azar dentro de un juego que te compromete a rezar durante todo el año al santo que te toque. Ella no sabía quién era este santo, y cuando lo miró, comprobó que es… el patrono de los oradores. «Vale, Señor, de acuerdo», dijo entonces para sí, interpretándolo como un signo.

Jessica recuerda que, durante sus primeros tiempos en Hollywood, aunque no cayera en el extremo contrario al que ahora predica, «no comprendía en su totalidad las virtudes de la castidad y la modestia». Pero su formación católica y algunas personas con las que tropezó en ese mundo del cine le animaron a insistir en esa perspectiva.

Se dedica a esta tarea porque sabe que muchos jóvenes nunca escucharían consejos semejantes de sus padres, pero sí de gente joven y «de su tiempo». Es consciente de que no es una super-estrella, pero su paso por la televisión «y que sea alguien de Hollywood» quien les recomienda una vida de castidad y modestia hace bien a las chicas (su público es mayoritariamente femenino).

Durante la formación que imparte, les enseña «lo que significa ser mujer, cómo debe tratarte un hombre» y hablan «del noviazgo, la modestia y el vestido».

Por el éxito que está teniendo -apenas lleva dos años y ya ha recorrido buena parte del país-, queda claro que Jessica no perdió los poderes especiales cuando dejó de ser una Power Ranger…
 
 
Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

sources: Oleada Joven
Compartir: