Compartir:

Bill Bresnan, de 74 años, es un romántico declarado. Casado hace casi 40 años, este americano que vive en Nueva Jersey ya ha escrito cerca de 10 mil cartas de amor a su esposa, Kristen.

“Comencé cuando éramos novios, y al principio no era todos los días”, explicó Bill al Huffington Post.

Lo que nació como un billetito en una servilleta de café un día, una notita en otra oportunidad y tarjetas postales cuando estaba lejos de su mujer acabó volviéndose un hábito: en los años 80, Bill pasó a escribir una carta cada noche, antes de dormir.
 

La manía trajo resultados positivos a la relación

“Nunca fuimos a la cama enfadados o sin darnos un beso. Todas las cuestiones y discusiones terminaban a la noche. Es una de las claves para un matrimonio feliz. Ella está siempre animada al recibir todos los días su carta de amor.”

Su carta favorita es en realidad una serie de postales, 50, hechas para cada uno de los 50 días que precedieron al 50 cumpleaños de su mujer.

¿Su mayor miedo? Olvidarse de escribir la carta diaria, ahora que está más mayor. Pero dice que eso no ha sucedido aún.

Kristen pasó a organizar la colección en un archivo de carpetas colgantes, cuidadosamente guardadas por fecha, y ocupan ya 25 cajas. “Todas terminan con ‘Yo te amo, mi amor es un signo de infinito”, contó él a la red de TV americana ABC News.

Las cartas son, esencialmente, un diario de amor. Por ejemplo, podría escoger un día, en 1982, y él empieza con el restaurante en el que comimos o la película que vimos y, en seguida, una reacción a eso.” Y finaliza: “Cada una de las anotaciones es una expresión de amor”.

 

Vía Píldoras de Fe

Compartir: