Compartir:

Esta mañana fue presentada ante los medios de comunicación la nueva encíclica del Papa Francisco Laudato Si’ (Alabado Seas), un documento que recoge profundas reflexiones sobre el ser humano, la creación y que recuerda que la tierra es nuestra casa común.

El título de la encíclica se inspira en la invocación de San Francisco de Asís en el “Cántico de las creaturas”. El Santo Padre aseguró, en el Ángelus de 14 de junio, que este documento llama a cultivar y custodiar con responsabilidad la creación, con especial atención a los más pobres, que son los que más sufren las consecuencias de los daños ambientales.

“¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?” (n. 160), es la pregunta central de Laudato Si’ y que el Santo Padre afirma que se trata de un cuestionamiento que “no afecta sólo al ambiente de manera aislada, porque no se puede plantear la cuestión de modo fragmentario», sino que nos conduce a interrogarnos sobre el sentido de la existencia y el valor de la vida social: ¿Para qué pasamos por este mundo? ¿para qué vinimos a esta vida? ¿para qué trabajamos y luchamos? ¿para qué nos necesita esta tierra?” Si no nos planteamos estas preguntas de fondo –afirma el Pontífice- no creo que nuestras preocupaciones ecológicas puedan obtener resultados importantes”.

Para tener el texto del completo de la encíclica puedes encontrarlo aquí.

Compartir: