Compartir:
Varias organizaciones civiles hacen un llamado a los Presidentes de países latinoamericanos proteger la familia en sus políticas públicas.

Organizaciones de la sociedad civil, legisladores y académicos de 18 países de América Latina llamaron a Presidentes y Jefes de Estado de Latinoamérica, que se reunirán en la VII Cumbre de las Américas, a promover políticas públicas que incidan de manera eficaz y efectiva en la reintegración y fortalecimiento de las familias. Advirtieron que no hacerlo ya, sólo postergará graves problemas sociales que aquejan a la sociedad misma. 

Al término de los trabajos del “Encuentro Internacional la Familia en A.L. Estabilidad Económica y Retos Demográficos”,  que se realizó en esta ciudad previo al inicio de la VII Cumbre de las Américas, los participantes dieron a conocer la Declaración Política en la que advierten que cuando la familia está enferma, desarticulada, la sociedad y los países estarán enfermos. 

“Por ello, como sociedad civil organizada demandamos un trabajo responsable para que funcionarios y legisladores comprendan la importancia de desarrollar políticas públicas y apliquen medidas efectivas de promoción, cuidado y protección de la familia. Que se aboquen a un trabajo de definición de los ejes de programas de gobierno efectivos y eficaces”, señalaron. 

“Funcionarios y legisladores comprendan la importancia de desarrollar políticas públicas y apliquen medidas efectivas de promoción, cuidado y protección de la familia”

Queremos sociedades democráticas sanas y viables, establecieron al sostener que sociedades  que son rehenes de minorías y que no representan a la población mayoritaria de América Latina, sólo genera sociedades sin rumbo. En la Declaración Política leída por el Excandidato Presidencial y miembro del Partido Centro Democrático de Colombia, Oscar Iván Zuluaga; el investigador mexicano, Fernando Pliego, del  Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM;  Alexey Komov; de Política Familiar de Rusia; Julia Regina Sol, de la Asociación La Familia Importa de El Salvador, los participantes en el encuentro Internacional advirtieron que desarticular, minar la fuerza natural de la familia, sólo genera altos costos para la sociedad misma, puesto que sus efectos se traducen en más violencia, abuso sexual, embarazo adolescente, adicciones, alcoholismo y pandillerismo. 

La  familia es eje central de la sociedad y debe ser foco fundamental de las políticas públicas.

Por ello,  se dirigieron a las delegaciones de los 34 países y los jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la VII Cumbre de las Américas, que inicia mañana en este país, para que inviertan en programas y planes de apoyo, fomento y promoción de la familia, por ser ésta un activo insustituible para el desarrollo de los pueblos.

Asimismo, ratificaron que la familia es el principal y más importante capital social de toda sociedad. La familia representa el núcleo básico de la sociedad y una institución fundamental para el desarrollo económico, social y cultural de las naciones, establecieron en la declaratoria.

La  familia es eje central de la sociedad y debe ser foco fundamental de las políticas públicas, más allá de colores, interpretaciones o ideologías. La defensa de la familia es un factor determinante de cohesión social. La familia une a todos. La familia y su protección son responsabilidad de gobierno y sociedad de manera conjunta, concluyeron.

 

Compartir: