Compartir:
En nuestro país, la familia tiene prioridad por encima de los amigos, a diferencia de nuestro vecinos europeos

Una sonrisa, una caricia, un beso, un abrazo, una palmada en la espalda o un apretón de manos, una palabra de ánimo o el chiste en el momento oportuno… Todos esos pequeños gestos cotidianos son los que dan sentido a la vida. Y los españoles lo tienen muy claro. De hecho, el 84% considera que esos pequeños gestos rutinarios de la familia, de los seres queridos o de los amigos son los que marcan la diferencia por encima de grandes homenajes en días señalados, conformando así una parte muy importante de nuestros mejores recuerdos.

Esta es una de las conclusiones que figuran en el estudio «La diferencia día a día: cambios en los hábitos domésticos de los españoles», elaborado por P&G y que se ha realizado en doce países europeos, con una muestra de más de 12.000 personas, de las que 1.026 han sido españolas.

El gesto de su compañero o de un ser querido, así como recibir un elogio o sonrisa, es lo que más contribuye a que el día sea más satisfactorio. Después, también hace feliz «una llamada sorpresa» y “trabajar juntos en casa”. “Los gestos de afecto son lo que hacen que los españoles tengan un buen día”, ha asegurado la socióloga Beatriz González durante la presentación del estudio.

El recuerdo de los padres

Para el 82% de los españoles fueron las cosas cotidianas que sus padres hicieron por ellos las que marcan hoy en día sus recuerdos más felices. Así, un 69% planea transmitir ese efecto de cada día a sus propios hijos. Entre las enseñanzas que los padres hicieron por sus hijos, lo que más se aprecia es haberlos enseñado a ser autosuficientes (26%), seguido del valor de la familia y las relaciones (21%) y el propio hecho de haber realizado sacrificios para tratar de dar mejores oportunidades (18 %).

Una de las diferencias que se han advertido en los españoles respecto de los encuestados en otros países, es que la familia tiene prioridad sobre los amigos como apoyo emocional en la vida diaria y muy especialmente las madres (21%) y los hijos (44%). Tan solo un 15% de las mujeres y un 17% de los hombres consideran a alguien de fuera de la familia su principal soporte.

La amistad también importa

No obstante, el 82% opina que en su vida diaria es clave contar con un amigo para el bienestar emocional; un 71% considera que la amistad es equivalente a una asociación en la que trabaja con los amigos y un 69% cree que la vida sería mucho más difícil sin el apoyo de los buenos amigos.

Dentro de los aspectos que hacen que los amigos te animen el día o te apoyes en ellos está recibir ayuda en una relación o un asunto personal (23%), tomar un café o bebida (22%) o el simple hecho de recibir un mensaje (20%).

Tareas del hogar

El también sociólogo Marcos García ha explicado que las tareas del hogar se ven como una «carga diaria» que absorben tiempo para dedicarlo a otras actividades más agradables, lo que hace que el 87% de los encuestados hayan afirmado que le gusta tener terminadas esas tareas tan rápido como sea posible y con el menor esfuerzo.

Cada vez más los hombres se involucran en las tareas domésticas

García ha destacado la corresponsabilidad como fundamental para alcanzar la satisfacción personal en el día a día y ha dicho que los datos muestran una «evolución positiva» hacia el reparto igualitario ya que los hombres se involucran en las tareas domésticas (77% hombres y 84% mujeres), sobre todo en la franja de los jóvenes.

 

Sobre el cuidado de los hijos, un 61% de los hombres manifiesta que contribuye de forma igualitaria que su pareja.

 

Vía: www.abc.es

Compartir: