Compartir:
Siembran plantas para rescatar el valor de los alimentos y generar un impacto positivo.

Ana Glória Nunes y su hija de 3 años Alicia Nunces Micheluzzi, han producido y donado más de 1.000 plántulas (planta joven, al poco tiempo de brotar de la semilla). La niña ya es una experta en la germinación de semillas, gracias a la ayuda de su madre, que es ingeniera forestal, ideóloga y motor de la idea de plantar alimentos en cáscaras de huevo y darlos por la calle para incentivar a la gente a plantar su comida.

En una entrevista, Ana explicó que el proyecto nació cuando comenzaron a plantar las semillas de frutas y verduras que se consumen en la casa. “Empezamos a ponerlas en macetas con tierra y todo empezó a germinar. Esa fue la semilla del proyecto. A partir de ahí, fuimos ganando en estructura e identidad”.

A medida que la cantidad de plántulas comenzó a crecer, la madre tuvo la idea de empezar a distribuirlas en las calles. Llegó un momento que los envases de yogur no fueron suficientes para la cantidad de plantas. Así llegó la segunda parte del proyecto, que es la reutilización de las cáscaras de huevo.

sembrar plantas en cascaras

Según Ana, la elección fue por dos razones principales: el tamaño, pues al ser pequeñas ya no es necesario el uso de una gran cantidad de tierra, y por ser biodegradables pueden servir como fertilizante para la propia planta. “Es ecológicamente correcto y económicamente viable”.

El proyecto tiene un impacto positivo tanto en los niños como en los adultos, por su lado lúdico y lo hermoso de ver la plantas crecer dentro del huevo.

La madre y la hija comenzaron la distribución de las plantas de semillero a través de las calles de Blumenau, Brasil. Ana asegura que tan pronto como colgaron las fotos en las redes sociales, ganaron fama y muchas personas se acercaron interesadas en apoyar el proyecto. “Una vez que pusimos la primera foto en internet, algunos restaurantes hicieron eco de la causa y comenzaron a guardar los huevos para mí. Con esto, el proyecto tuvo un mayor impacto, porque se podían distribuir muchas más plántulas. Muchas de las cuales comenzaron a ser distribuidas por los propios establecimientos que me proporcionan las cáscaras”.

cascaras de huevos sembrar plantas

Antes de colocarles la tierra y las semillas, las cáscaras son esterilizadas para evitar cualquier tipo de contaminación. Para Ana, este es un trabajo que ha de hacerse junto a los niños. “El objetivo es rescatar el valor de los alimentos, la importancia de la planta. Lo bueno es que el proyecto tiene un impacto positivo tanto en los niños como en los adultos, por su lado lúdico y lo hermoso de ver la plantas crecer dentro del huevo”.

Durante la distribución de las plántulas, Ana aprovecha para hablar sobre el cuidado y las técnicas que se deben tomar en cuenta durante el cultivo, así como también el uso de plantas para replantar en sí, utilizando los tallos, semillas y pieles.

 

Vía Sentir Positivo

Compartir: