Compartir:

Esta tarde los obispos de Ecuador, a través de un comunicado escrito, expresaron un mensaje de alegría por la apertura al diálogo del Gobierno Nacional con respecto a la situación que vive el país estos días.

“La Iglesia, presente en las preocupaciones, gozos y esperanzas del pueblo ecuatoriano, ante la situación del país, se alegra por la apertura al diálogo, único camino posible para encontrar soluciones justas y razonables, porque la violencia, venga de donde venga, es siempre destructiva”, señalaron.

Asimismo, recordaron que el Papa Francisco llega a Ecuador en pocos días a traernos un mensaje de paz, unidad y esperanza e invitaron a los ecuatorianos a que “abramos desde ya nuestros corazones para acoger su mensaje y llevarlo a la práctica”.  

Los Obispos del Ecuador hicieron un llamado a la ciudadanía en general, “a mantener en forma permanente este diálogo, porque en palabras del Papa Francisco: “no puede haber paz sin diálogo”. Expresaron también, la importancia de buscar soluciones que broten del encuentro con el otro, “con el que piensa distinto, con quien convive en el día a día en nuestro querido país, y que debe ser escuchado y respetado”.

“Ha llegado el momento de lanzarnos a ‘esta bella aventura del diálogo’, no perdamos esta oportunidad histórica”, concluyeron.

Compartir: