Compartir:
De nuevo el Papa Francisco ha convocado un partido interreligioso por la paz. A la presentación del acto acudieron el jugador costarricense Bryan Ruiz y la estrella del fútbol brasileño, Ronaldinho.
 
“Le hubiese gustado tenerlo en el San Lorenzo”.
 
Ronaldinho vino acompañado de varios familiares a quienes el Papa saludó antes de interrogarlo.
 
Francisco dijo que a un brasileño hay que preguntarle dos cosas.
 
De la primera no se conoce el contenido pero sí la respuesta: no era agua.
 
“¿Era agua o no?”.
“No era agua”.
(Risas)
 
Y la segunda pregunta no fue menos comprometida:
 
“Y segundo: ¿Quién era mejor? ¿Pelé o Maradona?”.
 
“Esa la dejamos en suspense”.
 
El astro brasileño participó en el Congreso Mundial de Scholas Occurrentes, la red mundial promovida por el Papa para favorecer el intercambio de proyectos y actividades entre jóvenes estudiantes de todo el mundo.
 
El Papa dijo que la educación de los jóvenes debe abarcar diversos campos de la vida, también el deporte, porque ayuda, entre otras cosas, a evitar la exclusión social.
 
Durante el congreso se lanzó la iniciativa Scholas Arts y el segundo partido por la paz que será el 29 de mayo en el Estadio Olímpico de Roma.
 
El primer partido se jugó en septiembre de 2014 y reunió a viejas y grandes glorias del fútbol mundial como a Diego Simeone, Javier Zaneti, Gianluigi Buffon, Iván Zamorano o Maradona.
 
 
 
 
 
 
 
 
Compartir: