Compartir:

Mediante decreto Ejecutivo 698, el presidente de la República, Rafael Correa, dispuso el viernes la suspensión de la jornada laboral ante la visita del Papa Francisco, quien arribará a Ecuador el próximo 5 de julio, y permanecerá hasta el día 8.

La suspensión de labores será para los trabajadores y empleados del sector público, mientras que queda a potestad del sector privado el acogerse al decreto.

Para que los ciudadanos puedan participar del evento que se está organizando por la visita papal, y “para precautelar la seguridad ciudadana” durante los días de estadía, según se indica en el decreto, la suspensión será de la siguiente manera:

El 6 de julio para Azuay, Cañar, El Oro, Galápagos, Guayas, Loja, Los Ríos, Manabí, Santa Elena y Zamora Chincipe.

El 7 de julio para las provincias de Bolívar, Carchi, Cotopaxi, Chimborazo, Esmeraldas, Imbabura, Morona Santiago, Napo, Orellana, Pastaza, Pichincha, Santo Domingo, Sucumbíos, Tungurahua.

Las jornadas de trabajo se recuperará el próximo sábado 11 de julio. En el área educativa, será el Ministro de Educación quien regule las actividades del 6 y 7 de julio.

 

Vía El Universo

 

 

Compartir: