Compartir:

En una sala municipal del Ayuntamiento de Pamplona (BILDU), se exponen hostias consagradas en el suelo que forman la palabra pederastia.

El autor de esta profanación presume haber asistido a comulgar a 248 misas en donde robó sin que nadie supiera las hostias.

Hasta el 17 de enero, los visitantes podrán ser testigos de esta exposición de “arte”, como él la llama. 

El sitio web Change.org recoge firmas para pedir a la Consejala de Cultura el cierre de esta exposición. Si quieres unirte a esta petición puedes firmar aquí.

 

 

Compartir: