Compartir:
El 12% de los niños británicos de entre 12 y 13 años ha grabado o participado en un vídeo de contenido sexual explícito, reveló hoy un estudio de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad hacia los Niños (NSPCC).

 

La fundadora de NSPCC, Esther Rantzen, aseguró en el texto que niños de hasta 11 años de edad han llegado a contactar con la organización para expresar su preocupación respecto a cuestiones relacionadas con la pornografía.

“Los jóvenes recurren a Internet para aprender sobre el sexo y relaciones. Sabemos que se topan habitualmente con pornografía, a menudo sin querer, y nos dicen muy claramente que eso tiene un efecto perjudicial y perturbador”, explicó la activista.

Según Rantzen, son sobre todo las chicas las que se ponen en contacto con la línea de teléfono de ayuda de NSPCC para comunicar, por ejemplo, que sienten que deben parecerse a las estrellas del porno para gustar a los chicos.

“Sin duda, debemos hablar con los jóvenes sobre sexo, amor, respeto y consentimiento tan pronto como entendamos que están listos para asegurar que comprenden la diferencia entre las relaciones en la vida real y el mundo de la fantasía pornográfica”, dijo Rentzen.

El director del NSPCC, Peter Liver, afirmó que la visualización de pornografía lleva a algunos menores a sufrir depresión y a crearse una imagen de sí mismos distorsionada, al tiempo que les presiona para mantener relaciones sexuales cuando aún no están listos.

“El Gobierno (británico) presentó recientemente un plan para incluir en el currículum escolar la enseñanza de cuestiones relacionadas con las violaciones y el sexo consentido a niños mayores de 11 años, lo que incluiría también un temario sobre lo que aprenden viendo pornografía”, señaló Liver.

Los foros de debate de NSPCC reciben cada mes unos 18,000 mensajes de menores que desean saber más sobre la exposición a la pornografía.”

 

Vía La Opción V

 

 

 

Compartir: