Compartir:

Kimberly Castillo, Miss República Dominicana, sorprendió y desató polémica luego de su presentación en traje típico, en la gala del miércoles 21 de enero, con un vestido inspirado en la Virgen de Altagracia, patrona de ese país.

Lo que nació con la idea de hacer un homenaje a la Virgen patrona de su país, resultó todo lo contrario. Luego de la presentación de trajes típicos, que el certamen de Miss Universo organiza todos los años previo al día de la elección final, terminó siendo una pesadilla para Miss República Dominicana. El vestido enojó a varios dominicanos, especialmente a muchos creyentes católicos.

Las reacciones en su país fueron inmediatas. Varios dominicanos protestaron en redes sociales, incluso comentaron la foto de la reina de belleza con el polémico traje que, Leonel Lirio -diseñador del vestido- colocó en su cuenta de Instagram.

En una entrevista a la cadena Telemundo, Kimberly aseguró que ella lució el traje con mucho respeto. “Lo entiendo como una expresión de la parte cultural de República Dominicana”, explicó. Sin embargo, hay quienes creen que una reina de belleza no debe personificar a la virgen y que este tipo de certámenes no deben recurrir a imágenes, porque para varios podría resultar una ofensa.

 

 

Compartir: