Compartir:
La directora general de la Fundación RedMadre, Amaya Azcona, denunció un aumento de la “materfobia” en España, en referencia a la actitud de rechazo que la sociedad actual tiene ante la maternidad.

Tras publicar en el diario diario español ABC un artículo sobre la “materfobia”, Azcona explicó en una entrevista que esta tendencia actual en España es “como tantas fobias sociales, fobia a la maternidad. Hay un miedo a las mujeres a ser madres, por las consecuencias de ser madres en la vida social”.

Después de que se publicaran los datos estadísticos que muestran el grave problema demográfico que sufre España ya que, por primera vez desde 1941, mueren más personas que nacen, uno de cada cinco españoles es mayor de 65 años y hay 1,5 millones más de personas mayores que de niños.

“Se escribe y se reflexiona sobre ‘el problema demográfico’”, y, según afirma en su artículo, “pareciera que la clave está en resolver cómo sostener a una población envejecida cada vez más numerosa con una población activa cada vez más pequeña. Pero no se aborda el problema de fondo que es cómo revertir la tendencia”.

“La causa principal del invierno demográfico en España es que se ha trabajado desde hace más de 50 años para que las mujeres no tuviéramos ‘muchos’ hijos puesto que se contemplaba, y se sigue contemplando, la maternidad como un freno al desarrollo personal y profesional de la mujer”, apunta Azcona.

Un cambio que, según explica la presidenta de RedMadre se ha producido desde los años 40 “en el que el feminismo pretendía liberar a la mujer, liberándola de la maternidad y se nos ha vendido que la maternidad es un obstáculo para el desarrollo, lo que hace que las mujeres vean la maternidad como un freno y los hijos como enemigos de su realización personal”.

“Una mujer puede ser madre y, sin duda, participar de manera activa en la sociedad con el trabajo que realice”, afirma la presidenta de RedMadre.

Azcona explica que a las mujeres que tienen ‘muchos’ hijos, se les ataca con argumentos muy agresivos o despreciativos como “tener tantos hijos es signo de incultura”, “las mujeres que tienen muchos hijos no son productivas’, frases que si se utilizaran para otros colectivos se considerarían como agresiones intolerables”.

Una de las características de esa ‘materfobia’ es “el miedo a quedarse atrás en el trabajo” además de que en muchos casos “las mujeres no pueden tener los hijos que quisieran tener”, a pesar del descenso de la población y de las nefastas repercusiones sociales y económicas que esto acarrea.

Por eso Amaya Azcona propone la activación de una serie de medidas para favorecer la maternidad, comenzando  por algo tan sencillo como “hablar bien de la maternidad y los hijos”.

También explica que es necesario un “cambio de cultura y de mirada porque una mujer puede ser madre y, sin duda, participar de manera activa en la sociedad con el trabajo que realice, sea el que sea, porque está aportando una riqueza a la sociedad económica y también humana”.

La presidenta de RedMadre asegura que a la asociación acuden todos los días “mujeres en situaciones difíciles por causa de la maternidad” y “recurren a nosotros porque las instituciones públicas no les dan soluciones a sus problemas y carecen de apoyos suficientes en su entorno familiar y social para seguir adelante”.

Mujeres a las que la sociedad no ayuda y que “la única solución que se les ofrece es el aborto”, una de “las paradojas mayores de nuestro sistema social: nuestra sociedad necesita que nazcan más de 200.000 niños, pero se financian los abortos de casi 100.000”.

 

Vía Aciprensa

Compartir: