Compartir:

El mundo en el que vivimos nos enseña a trabajar para conseguir objetivos, casi siempre individuales. Por lo mismo, actuar con el fin de hacer feliz a otra persona suele hacernos ver como un “bicho raro”. Y es que cada vez nos parece más difícil demostrar amor de una forma sincera y desinteresada hacia quien tenemos al lado.

Déjame contarte una historia

Mis abuelos forman una de esas parejas que están casadas “a la antigua”. Luego de más de cincuenta años juntos aún se dicen “Te amo”, se toman de las manos y completa uno la oración de la otra, y viceversa. Durante la mayor parte de su matrimonio, mi abuelo trabajó lejos de casa, únicamente llegaba en las noches, por lo que no había grandes discusiones, el tiempo para conversar se enfocaba solo en lo positivo.

Una vez jubilado, el giro que dieron sus vidas fue de ciento ochenta grados: pasaba el día entero en casa, opinando de todo y de todos, dando órdenes a diestra y siniestra, generando situaciones tensas en las que mi abuela, de forma diplomática, terminaba cualquier indicio de problema con un “lo hablamos en privado”. Siendo sincera, pensé que todo había acabado. La sorpresa que me llevé fue gigante al ver cómo no sólo habían lidiado con dicha situación, sino que también encontraron una manera muy sencilla y efectiva de mantener la llama del amor encendida. Solo tuvieron que seguir la regla de oro: Haz al otro lo que quieres que hagan por ti.

En la película A prueba de fuego, un bombero se ve obligado a re-enamorar a su esposa con gestos y actitudes que había olvidado a causa de la rutina. En ese filme ambos han cometido errores, han dejado de lado el amor y están al borde de una ruptura. Entonces, viene la pregunta, ¿qué estás dispuesto a hacer para demostrar tus sentimientos? Aquí te dejo cinco consejos para decir “Te amo” a través de sencillas acciones:

Comienza el día a su lado

Invierte unos minutos en un desayuno juntos. No importa si debes levantarte un poco más temprano: pierdes horas de sueño y ganas momentos inolvidables en compañía de quien amas.

Llama solo para decir “Te amo”

Será un break en la rutina que la sorprenderá de forma positiva. Nada más divertido que contestar el teléfono y escuchar esa frase tan especial.

Que ella sea el eje de tu vida al menos cinco minutos al día

Con tantos deberes por cumplir y tan poco tiempo para compartir, es difícil entregar atención exclusiva, por lo que cinco minutos se vuelven más valiosos que el oro.

Mírala con una sonrisa

Que tus ojos expresen lo que tu corazón siente. Una mirada cómplice la hará recordar los primeros momentos que vivieron juntos.

Saca ventaja de las redes sociales

Escribe un mensaje romántico, envía una tarjeta virtual o publica algo que le haga sentir especial.

A medida que vamos sumando años también restamos demostraciones de amor, por ello, no permitas que el olvido se lleve tu matrimonio. Una relación se construye día tras día, mediante palabras, gestos y acciones que nos hacen saber lo que nuestra media naranja siente.

Por 

Compartir: