Compartir:
Hay debate cuando se plantea la postergación del inicio de las relaciones sexuales entre los jóvenes. Pero, ¿qué piensan ellos sobre este tema? 

En materia de sexualidad, los programas más exitosos de educación y prevención, apuntan hoy hacia la formación del carácter.  Se trata de un enfoque más integral que contempla no solamente el aspecto biológico de niños y adolescentes, sino también toda la riqueza de su psicología, su intelecto y el mundo relacional.  

Es una educación afectivo-sexual que va mucho más allá de simplemente mostrar cómo se usa un condón o una píldora. 

Aprender  a posponer los deseos inmediatos, porque  tienes un proyecto de vida, un ideal superior que quieres alcanzar (estudios, profesión, formar una familia estable), no es otra cosa que crecer en el autodominio de sí mismo. El respeto, la solidaridad, la sinceridad, la autenticidad son algunos de los valores que hacen parte de este crecimiento personal.

Pero el proponer vivir la abstinencia no es algo que parezca muy sencillo en nuestros días.  “¡Tienes que disfrutar!”, “¡no te niegues nada!”, “tienes derecho al placer sin sufrir las consecuencias”, “sigue tus instintos”… Son las consignas que se repiten una y otra vez desde distintos foros.

Y mientras tanto, padres y madres se han dejado convencer de que esta “tendencia” es irreversible.  Con los hombros encogidos,  observamos cómo se devora a nuestros hijos esta avalancha de libertad sin responsabilidad, presentada como sinónimo de “felicidad” a nuestros niños y adolescentes.  

En este sentido, hemos querido conocer la opinión de algunos jóvenes sobre la posibilidad de vivir la abstinencia. Les ofrecemos diferentes posturas.

Valerie Villalva – 22 años

valerie villalva

¿Crees que los jóvenes de hoy deberían vivir la abstinencia?

Es bonito pensar que puedes llegar virgen al matrimonio y compartir eso tan valioso únicamente con tu esposo; pero, lamentablemente no pasa. Sin embargo, no me parece mal que si tienes una relación estable con tu enamorado, te sientes en confianza y ese sentimiento es puro, puedas ir un poquito más allá (tener relaciones sexuales).

¿Entonces crees que el verdadero amor vale la pena esperar?

Sería bonito esperar; pero, si como pareja deciden tener relaciones sexuales y se sienten seguros con esa decisión, está bien. Siempre y cuando sea por amor. Pero, si hablamos de jóvenes que no mantienen ninguna relación, sí deben practicar la abstinencia. No porque estoy soltera y soy joven puedo estar con uno y con otro, eso no está bien.

¿Pero crees que es posible vivir la abstinencia?

Es complicado, no es imposible; pero, tampoco es algo seguro. La carne es débil. Nadie puede saber qué va a pasar en unos años. Alguien puede tener una postura a favor sobre este tema y luego caer, porque creo que ese deseo todo ser humano lo tiene en algún momento. 

“Alguien que se  enamore de tu corazón, que no te diga  dame la prueba de amor. Si te pide eso, busca otra cosa contigo”.

Entonces, ¿es necesario promoverla?

Sí, porque hay personas que se conocen un día, vacilan y se fueron de una a la cama. Eso por ejemplo está mal porque no respetan su cuerpo. Pero, también creo que la abstinencia es algo que no se debe imponer, tiene que nacer de la pareja. 

¿Y qué pasa cuándo el chico pide esa prueba de amor?

La prueba de amor es cuestión de acciones, de demostrártelo siempre, no de estar sexualmente con alguien. Es demostrarle a esa persona que siempre vas a estar ahí. Nadie puede obligarte que le des una prueba de amor como ésta.

¿Cuál crees que es el chico que una mujer debería buscar?

Tiene que ser una persona que te respete, que te acepte tal como eres, que no intente cambiarte. Alguien que se enamore de tu corazón, que no te diga “dame la prueba de amor”. Si te pide eso, busca otra cosa contigo, te quiere por otra cosa, no por lo que tú eres. 

 

Jorge Nuques – 28 años

jorge nuques¿Por qué crees que para muchos jóvenes es difícil vivir la abstinencia?

Porque el mundo nos ha cambiado el escenario de las cosas y nos han confundido, tanto que muchas veces seguimos como ovejitas a ese rebaño. Todo el mundo dice sexo y lo repites, dicen pornografía y también lo aceptas. Lo tomas como algo natural, como algo que está bien, cuando es todo lo contrario.

¿Cómo hacer de la castidad algo posible de vivir?

La clave es la prudencia. Está bien tener momentos de intimidad con tu pareja; pero, no vas a llegar a la casa de la playa solo con ella. Ahí das paso, para que cualquier cosa suceda. El éxito también está en entender el sentido del sexo que es: la unión y la procreación. Es importante entender eso y que Dios ha creado al hombre y mujer para que ambos sean un regalo en un momento determinado, cuando se casen y se regalen el uno al otro.

Pero, ¿no crees que promover en los jóvenes la abstinencia sería privarlos del uso de su libertad?

No, para nada. Hoy pensamos que el sexo fuera del matrimonio es libertad; pero, nos han engañado. Vivir una vida sexual desordenada te puede llevar a ser esclavo de tus impulsos. Cuando solo piensas en satisfacerte y esto empieza a ser algo repetitivo como un vicio, ese hábito te encadena. La abstinencia no debe verse como una prohibición sino como un acto de amor.

“La abstinencia  no debe verse como una prohibición sino como un acto de amor”.

Entonces, ¿no vivir la abstinencia es culpa del tiempo que vivimos?

Así es, por eso entiendo cuando dicen que es difícil. No siempre es culpa de los jóvenes, sino de la sociedad, de la cultura que ya está contaminada por ese pensamiento que promueve el “vive tu vida, usa tu libertad”.

¿Qué hay de la prueba de amor que un chico le pide a su enamorada?

Hay una mala concepción sobre lo que es amor. El amor no es igual a sexo. El amor implica sacrificio, no buscar tu propio interés. Es morir a tu orgullo y egoísmo para valorarla a ella, respetarla y protegerla. ¡Esa es la verdadera prueba de amor! Demostrarle a tu pareja que estás enamorado de ella, no de su cuerpo sino de su esencia como persona, de su corazón. 

 

Yanko Pavisic – 23 años

yanko pavisic¿Cuál es tu postura sobre vivir la abstinencia?

Yo creo que eso es decisión de cada persona. Si te da curiosidad por tener relaciones sexuales con tu pareja, no está mal que lo hagas. Eso es opción de cada uno.

Pero, ¿crees que de todas maneras se lo debe promover?

No, porque cuanto más promueves algo, con más razón se hace, así somos los jóvenes. El mensaje le llegará a algunas personas, pero a otras no. Para las personas que les llegue, puede ser una ayuda; pero, igual muchos no van a hacer caso. Creo que no es necesario.

¿Por qué crees que los jóvenes lo hacen?

Lo hacen por instinto. Todos lo tenemos, pero a veces te dan ganas, sientes ese deseo y esa parte corporal es la que te llama a hacerlo.

“Con mis hijas es diferente, si me  entero no las dejaría  salir de la casa. Mis hijos sí, que hagan lo que quieran; pero, a ellas no las van a tocar”.

¿No crees que esa atracción pueda transformar tu relación solo en algo carnal?

Depende. Para todas las cosas hay que tener un equilibrio. Hay que tener un autocontrol porque sino tu relación se va a fundamentar únicamente en el cuerpo y los muchos o pocos detalles que compartían se van a perder.

¿Cuál crees tú que es esa verdadera prueba de amor que un chico le pide a una chica?

Depende.  Para mí tener relaciones sexuales no me parece una prueba de amor, es algo normal, no es una “prueba”. Hay personas que “endiosan” esto, como si tener relaciones sexuales es lo más grande. Decídanlo los dos y listo.

¿Y si se tratara de tus hijas dejarías que lo hagan?

Con ellas es diferente, si me entero no las dejaría salir de la casa. Mis hijos sí, que hagan lo que quieran; pero, a ellas no las pueden tocar.

¿No crees que eso es machismo?

Para nada, yo creo que eso es el celo que tienen los papás con sus hijas. Aparte las niñas son diferentes, cualquiera las puede engañar. Nunca va a existir igualdad entre hombres y mujeres por más campañas que se hagan. Hombres y mujeres siempre van a ser diferentes.

 

Por Ma. José Tinoco

Editora

Compartir: