Compartir:
Responsables de Scholas se enteraron que las impresiones estaban realizadas cuando la colección ya estaba anunciada y lanzada. 

Con Francisco a mi lado” es una colección de fascículos para niños distribuida con diarios de todo el mundo que pese a promover algunos valores promovidos por el Papa Francisco, incluye algunos que no solo no se corresponden con el pensamiento del Papa y de la Iglesia, sino que se incluyen entre alguno de los anitvalores más peligrosos señalados por el Papa. 

La colección fue presentada a mediados del año pasado por el Grupo Clarín, en apoyo a la iniciativa Scholas Ocurrentes. Lanzada con un concurso de dibujos para que los niños ganadores puedan viajar a Roma, tuvo como primer fascículo la edición dedicada a la Alegría.

La edición, tras ser lanzada en la Argentina, donde el fenómeno editorial vinculado al Papa Francisco es abrumador, fue vendida a otros países con el mismo formato de distribución con periódicos: El País de Uruguay, El Tiempo de Colombia, El Mundo de España, Prensa Libre de Guatemala…

Estos fascículos incluye pensamientos que no corresponden con el pensamiento del Papa y de la Iglesia.

Pero en la página 11 del suplemento dedicado a la diversidad aparecen dos niñas caminando con dos figuras que parecen ser femeninas y el mensaje “Hay niños que tienen padre y madre. Uno de cada. Otros, dos de cada. Otros, uno y dos. O dos y uno. O uno solo. O una. O ninguno”. Sobre la preocupación del Papa Francisco sobre las legislaciones que habilitan situaciones como las allí descriptas baste recordar que una vez escribió, durante el debate del matrimonio entre personas del mismo sexo en la Argentina, lo siguiente: “Está en juego la vida de tantos niños que serán discriminados de antemano privándolos de la maduración humana que Dios quiso se diera con un padre y una madre”.

El Grupo Clarín fue el principal responsable de la edición de los contenidos, junto con la editorial Sol 90, agencia de contenidos que en la Argentina genera contenidos para varios diarios de primera línea del país. A Scholas Ocurrentes se le encargó la edición de una página para cada fascículo con el título de “Las enseñazas de Scholas”.

Pero independientemente de esa página, como hemos podido confirmar con una fuente, responsables de Scholas se enteraron que las ediciones y las impresiones estaban realizadas cuando la colección ya estaba anunciada y lanzada.

La colección “Con Francisco a mi lado” no sólo no coincide en su totalidad con el pensamiento del Papa ni de la fundación Scholas Ocurrentes, sino que incluso la contradice.

En todas las ediciones del mundo permanece como constante el logo de Scholas en las portadas. Además, en cada lanzamiento se han dedicado páginas de cada diario a explicar la iniciativa e incluso entrevistas a su Director.

La colección “Con Francisco a mi lado” no sólo no coincide en su totalidad con el pensamiento del Papa ni de la fundación Scholas Ocurrentes, sino que incluso la contradice.

Pero ante la difusión en portales periodísticos de contenidos que atentan contra los promovidos por la Iglesia, expresaron desde Scholas al portal Infovaticana que no están “nada contentos” con cómo resultaron los fascículos y pidieron disculpas.

La desprolijidad en la generación de los contenidos está desparramada por todo el mundo, no así todavía la denuncia sobre la desprolijidad. La colección “Con Francisco a mi lado” no sólo no coincide en su totalidad con el pensamiento del Papa ni de la fundación Scholas Ocurrentes, sino que incluso la contradice.

¿Desinformación ilustrada?

El profesor Juan Lorda escribió en el citadísimo ensayo La desinformación religiosa en los medios de comunicación que existen dos tipos de desinformación religiosa. La que proviene de una prensa que denomina “libertaria” y la que proviene de una que denomina “ilustrada”. Mientras que la primera es frívola y errática, la segunda es sistemática y se propone guiar al mundo por la senda del supuesto progreso.

Pareciera que los esfuerzos del Papa por promover una cultura del encuentro a través de la educación se han cruzado con las intenciones de una prensa de corte ilustrado, que ha tergiversado groseramente sus pensamientos a la vez que se ha valido de su imagen para vender.

 

Vía Aleteia

Compartir: